¿Se puede poner otra cerradura en una puerta blindada?

Cada vez hay más personas que preguntan información ala hora de poner una cerradura complementaria en las puertas blindadas, depende de tu caso podrá ser una buena opción o simplemente un desacierto.

¿Puedo instalar una cerradura en mi puerta blindada?

Claro que vas a poder instalar una cerradura en su puerta blindada, pero no es una operación muy recomendable. Sobre todo, se trata de una cuestión de seguridad psicológica, ya que muchas piensan que a la hora de poner una cerradura en la puerta podrán estar mucho más seguros, algo que no es verdad.

Lo más importante es que la cerradura principal siempre se encuentre en perfecto funcionamiento, siendo lo más segura posible a la hora de que la puerta se encuentre perfectamente sujeta al marco y no tenga ningún fallo, así el ladrón no podrá forzar la puerta para entrar en la vivienda o el negocio.

¿Debo poner un cerrojo en mi puerta blindada?

Los cerrajeros no recomiendan poner un cerrojo en la puerta, ya que no va a aportar más seguridad real a la vivienda, con lo que es una cuestión que no va a variar la seguridad de tu vivienda. Por ello, aunque muchas personas se van a sentir mucho más seguras se ha demostrado que estos cerrojos no son del todo seguros en la realidad, aunque en pocas ocasiones si que pueden evitar un robo.

La mayoría de las puertas suelen estar huecas en el interior, por lo que no es recomendable instalarlo ya que podemos dañar la estructura de la puerta. Normalmente los tornillos no tienen un punto donde se puedan anclar, con lo que no estará completamente colocado el nuevo cerrojo de la puerta. Por ello con un golpe fuerte se puede romper, con lo que es absurdo poner este tipo de seguridad.

Si tienes problemas en la seguridad de la puerta blindada este tipo de cerrojos no van a poder ofrecer más seguridad, ya que si un ladrón se atreve a abrir una puerta blindada es que es un ladrón muy especializado y preparado para el trabajo. Por estas razones siempre tiene que estar seguro de lo que necesita para la vivienda, ya que siempre hay que pensar en evitar los robos en la vivienda.

¿Entonces qué hago?

A la hora de poner otro cerrojo en una puerta blindada siempre hay que valorar la situación, para saber si realmente es la solución que necesitas, lo importante es que la inversión se pueda rentabilizar, para que así por lo menos pueda asegurarte más seguridad en la vivienda o negocio.

No hay ninguna cerradura que pueda llegar a impedir un robo por completo, por lo que siempre hay que intentar que la puerta tenga unos anclajes de buena calidad y resistentes a la presión, así se puede evitar gran parte de los robos en la vivienda.

Si ya se tiene una buena puerta de seguridad siempre hay que tener en cuenta otros puntos de entrada, como por ejemplo las ventanas, que son un punto de entrada para los ladrones.